sábado, 9 de mayo de 2015

VAGABUNDA SOSA

--¿Te acuerdas de mi perro "Dedo"? Hoy me ha dejado huérfano de cariño y amparo en mis largas noches de nostalgia de ti. Lo he llevado a enterrar a aquél recóndito paraje, dónde nos encontramos por última vez. Aún recuerdo tu silueta dibujándose a lo lejos entre las luces y sombras que los pinos cernían  sobre el angosto camino. Fue algo subliminal que grabó mi subconsciente para traerlo a mis sueños inquietantes y tardíos. Cuando llegué y te miré, no sé que me cautivó más, si la nube de estrellas que soltaban tus cabellos al viento, o el mohín cariñoso y sensual de tu sonrisa blanca. Todavía me sigo preguntando: ¿Qué quieres de mí? ¿Quieres que desaparezca de tu vida, o que siga avivando la llama que nos unió? 
Estoy seguro. De modo subliminal recibirás mi mensaje; de modo subliminal recibiré la respuesta. Los modernos elixir de amor son de modo subliminal. Yo te lo haré probar. Tú lo tomarás y te volverás loca por mí...Vagabunda "Sosa"  

No hay comentarios:

Publicar un comentario