lunes, 5 de enero de 2015

LA CASA VERDE

 ¿Quién vive en la casa verde?

¿Acaso vive la castañuela? ¿El tambor o la pandereta?

--No, allí vivo yo. Soy la ilusión, la alegría de vivir. ¿Quieres comprobarlo? Dime, ¿Quieres visitar mi casa? 

Permanece abierta siempre. Me llamas y vengo. Pero he de hacerlo con el sentimiento porque tengo mis 
pies y manos clavados en un madero. Ni me duele, ni lo siento.
 Lo hice así para que sepas que nunca 
podré marcharme si el demonio me tentara.  


Vuela libre gaviota.
¡Qué nadie corte tu vuelo!
Protege  tus bellas alas,
De la suciedad del suelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario