sábado, 23 de abril de 2016

LA SOMBRA DEL OLVIDO

Resultado de imagen de fotos de padres amantes
El frío de la muerte siento cuando  veo en tus ojos la sombra del olvido. No es bueno cimentar el sentido de la vida en la existencia del amor de nadie. Si sólo me amara a mí misma y tu amor fuese para mí un aditivo, no sería dependiente de tu mirar y de tus actos. Libres somos. Nada ni nadie debe ser yugo que nos ate. Hemos de amar con sentido de la libertad de los demás. Pueden querer hoy; pero...¿Quién sabe qué pasará mañana?


Estas reflexiones son válidas cuando no hay compromisos de hijos en común. O no han venido, o ya se han ido. Antes de traer hijos al mundo hay que comprometerse seriamente a cumplir con el deber adquirido por ambas partes. A quererlos sin ambages. Después de la misión cumplida viene otra etapa de la vida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario