domingo, 15 de marzo de 2015

EL SECRETO DE MARI

 Mari tenía un secreto. Su madre no sabía que, igual que sale la voz al que canta, a ella le salían las palabras; pero sin voz. Asistía a la escuela y hablaba lo justo. Escribía historias y se las dejaba al profesor encima de su mesa. Creía que su maestro no sabía que era ella quién las escribía. 

El profesor que conocía a su alumna tal como lo hacen los buenos profesores, estaba al corriente de su facultad. No se lo hacía notar para no interrumpir el buen desarrollo de su formación y le guardaba el secreto.
Un día, apareció en la mesa de la niña  una notita que decía:
"Feliz cumpleaños, Mari"

Llena de regocijo, esa noche se dispuso a escribir un cuento al profesor para darle las gracias. Ella le admiraba, porque él, escribía historias de un modo magistral, como a ella le gustaría saber hacerlo.

De pronto, se vio interrumpida por la voz chillona de su madre:
--¡Apaga la luz y duerme!--
--¡Un momento, por favor, madre! Tengo que dar las gracias a un profesor que me ha deseado feliz cumpleaños.

--¡En menos de diez segundos quiero la luz apagada!

Sólo le dio tiempo a escribir:

¡Gracias, Don Mariano!

Se apresuró a colgarlo en las "Redes Sociales" segura de que don Mariano le dedicaría una espléndida sonrisa.

Resultado de imagen de fotos de fiestas de cumpleañosResultado de imagen de fiestas de cumpleaños

No hay comentarios:

Publicar un comentario