lunes, 9 de marzo de 2015

EL LLANTO DE LOS OLIVOS

Con el viento frío del Otoño, los olivos se desperezan. Mueven sus ramas recientes, pendiendo de sus troncos centenarios, rugosos y retorcidos. ¡Qué sustancia segrega su fruto! ¡Qué misterio se cierne en su entorno! Ellos, van viendo pasar los años impávidos. De sus raíces se alimentan. Ellas penetran en las profundidades de los estratos buscando la esencia del agua filtrada. ¡Qué elegantes se mecen al viento peinando la brisa!
Resultado de imagen de fotos de olivos¡
Yo, te amo, olivo.
Cada noche, sueño contigo.
Y despierto buscando tu esencia.
Cada mañana, mi pasión te busca y te encuentra.
Se derrite en mi boca, me nutre y me alimenta.
No sólo te busco en la mañana, amaneciendo el día,
Que te pongo en mi ensalada,
Y te pongo en mi comida,
En mi pasión desmedida,
te disfruto a todas horas, y sin ti no sé qué haría.

Resultado de imagen de fotos de olivosi
También Jesús te eligió,
Para hacer sus oraciones,
Debajo de los olivos,
Sus plegarias al Padre entona, 
Simbolizando la paz,
Lo transporta la paloma.
¡Qué misterioso el olivo!
¡Que vive miles de años!
Por eso sueño  contigo,
Y le doy mucha importancia
A tu fruto y su sustancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario