lunes, 9 de febrero de 2015

NUNCA EL EXCESO ES BUENO

Ser optimista es fantástico, pero también el optimismo ha de ser razonado; los excesos para todo son malos. También es cierto que, de cualquier experiencia, por nefasta que ésta sea, sabe el optimista sacar su lado positivo: que siempre lo tiene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario