miércoles, 3 de febrero de 2016

EL LIBRO

Cada día es una página en blanco a rellenar en el libro de una vida. La oportunidad de vivir, y de realizar proezas memorables, o bajezas inconfesables. De nosotros dependen las unas y las otras. Hay momentos cruciales que necesitan de gran valor y humildad para tomar decisiones que pondrán a prueba nuestro sentido de la equidad, la honestidad, y la responsabilidad. Sucede que, somos una sociedad  comunicada por una red de cables invisibles, y dependiendo del  escaño que se ocupa en la escala de cargos, lo que se escribe en la hoja del día a día, repercute en el libro de los demás. Una decisión tomada por un personaje que se estime a sí mismo más que a cualquier otra cosa, puede llenar de borrones el libro de los demás; marcar épocas que todos quisieran olvidar; pero que quedarán marcadas en los libros de hoja impresa, virtuales, y en las hambres de muchas "nanas de cebolla"
Resultado de imagen de fotos de rostros hambrientos

No hay comentarios:

Publicar un comentario