jueves, 21 de julio de 2016

CAMBIO...CLIMÁTICO

-¿Conoces a doña Anselma de Truquillo?
-No.
-Yo tampoco; se habla mucho de ella estos días.
-¿Quién es, y qué se dice de ella?
-Pues nada, que a los setenta años va a ser madre de gemelos.
-¡Ay! ¡Qué risa, Felisa! ¿Se sabe quién es el autor de la hazaña?
-¡Nada. hija! Ha cerrado la boca, se niega a decir quién es el padre.
-Pobre doña Anselma. No quiero imaginar como se encuentra en estos instantes.
-Pues..., contenta, muy contenta. Prepara los cochecitos y las cunitas igual que lo haría una de treinta.
-¡Dios mio! ¿Será la comidilla del pueblo?
-¿El pueblo? ¡El pueblo está de fiesta! Las cadenas de televisión han mandado a sus agentes...¡Hasta el Gobierno ha formado una Comisión para no perder detalle del caso!
-¡Vaya, vaya! Para ver estar vivo...
Resultado de imagen de imagenes de ancianas graciosas 
Estos y otros comentarios andaban de boca en boca de los habitantes de "Toca Nueva del Trueque". 
La anciana Anselma, conocida por todos por la tía Quinina, al no encontrarse bien y lucir un vientre descomunal, fue al médico. Éste, le dijo después del reconocimiento, y sin disimular su sorpresa, que estaba embarazada y que iba a ser madre de gemelos. Mucho empeño puso el doctor en averiguar qué había hecho para conseguir aquello que había conseguido, pero no obtuvo respuesta convincente. Ella se obstinaba en decir que, siempre había rogado a Dios para que le otorgara el don de ser madre de gemelos y le había llegado la hora.
¡Risas y más risas! Comentarios y reuniones eran la tónica del lugar. Hacían las vecinas chocolate y buñuelos y la invitaban a merendar; todo por ver si soltaba la lengua y explicaba el método del que se había valido para conseguir su embarazo. Era viuda desde los cuarenta y siempre había sido la personificación de la discreción.
Por fin, una tarde que al chocolate le añadieron un chorrito de anisete, Anselma se puso en pie, y con  la sorpresa de las allí presentes, y con una elocuencia desconocida en ella hasta entonces dijo:
-¡Amigas mías! No temer por el cambio climático. Van a suceder cambios que nadie espera. ¡Hasta los perros hablaran y dirán en alta voz lo que piensan...Y el que quiera tener hijos, sólo tendrá que desearlo. El goce sexual quedará limitado. El que quiera conseguirlo tendrá que renunciar a: "Las Bellas Artes y las Letras"

No hay comentarios:

Publicar un comentario