domingo, 26 de junio de 2016

UN SENTIDO ADIÓS

La plaza de la Salud de mi pueblo es una aberración.
Resultado de imagen de fotos de desiertosNo hace mucho tiempo era una plaza bonita. Tenía una fuente central y en su entorno, árboles que daban sombra y un ambiente de frescor y hemosura que cautivaba.
  Ahora, es la plaza más desconcertante que se pueda imaginar. El sol no tiene rival que le plante cara y un mosáico de chicles pegados al suelo hacen repugnante el paso por ella.
  ¡Pobre plaza, la difunta! La que se fue. Nos ha dejado desprovistos de murmullo del agua y de frescas hojas en el estio. ¡Ya no es la plaza de la salud! Se ha convertido en la plaza que da testimonio de un desacierto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario