domingo, 4 de octubre de 2015

DE MIL COLORES

Mecía la libélula Tilisa sus alas al son del viento. Se reflejaban en el agua los mil colores de sus alas de diseño. Su esbeltez y la belleza en el trazado de sus vuelos, despertaba la envidia de todos los habitantes del jardín.
En cambio, tenía la cochinilla Pepeta, un vientre descomunal y una figura de anchuras insospechadas.
La libélula Tilisa, reía de buena gana al verla caminar con torpeza y buen naneo.
Pepeta refunfuñaba y siempre decía la misma poesía:
¡Oye, mira, soy gorda, soy fea,
y te quieto hablar.
No quiero pensar si sobra una coma,
o sobra una a.
Soy gorda, soy fea, esa es la verdad.
Me sobra una, coma,
Me falta una, a.
Si ves que camino, con dificultad,
yo amo la vida,
y la libertad.
Si estoy en el mundo, por algo será.
Me sobre la, coma,
o me falte la, a.


Resultado de imagen de fotos de libelulas Resultado de imagen de fotos de cochinilla

2 comentarios:

  1. Sencillamente genial Encarna. Me imagino a la libélula con esos colores y belleza con que me transmites. La alegría y las palabras también hiladas por tus dedos.

    Un fuerte abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  2. Qué alegría me proporcionan tus elogios y qué ánimos me infunden para seguir el camino que me he propuesto. Gracias. Besos.

    ResponderEliminar