martes, 1 de septiembre de 2015

LOS AMORES DE CLETINO

 Andaba Cletino preocupado y cabizbajo. Después de su largo peregrinaje por lo largo y ancho del mundo no encontraba la patita ideal de sus sueños para crear un hogar digno. Siempre idealizaba y perseguía la perfección en todo. Mamá pata trataba de ayudarle y le decía: --No seas tan exigente, Cletino, la perfección no existe.
  Una mañana de primavera Cletino se bañaba en el estanque entre nenúfares y juncos floridos. La brisa matutina, fresca y radiante, acariciaba su plumaje. Él, romántico por naturaleza, tenía el presentimiento de que aquella mañana encontraría el amor. Y..., al virar para volver, ¡la vio! : según él, era la pata más linda que jamás había visto. Ella, nadaba haciendo quiebres y piruetas abriendo y cerrando las alas, de un modo encantador, según él. El viento movía su plumaje dejando al descubierto parte de su rosada pechuga. Cletino quedó fascinado. Se dijo que aquella y no otra era la pata de sus sueños. Se le acercó. Eran tan tiernos los requiebros, "según él" que de inmediato la pata se le entregó.
  --¡Mapata, mapata! ¡La encontré! --Decía excitado a su madre al presentársela ilusionado.
Mamá pata supo de inmediato que Cletino, de verdad, se había enamorado. De nada serviría decirle que conocía a la pata Sifilata; que se entregaba a quién se lo pedía.
 "El enamorado nunca ve los defectos del ser amado"
Resultado de imagen de fotos patos de walt disneyResultado de imagen de fotos patos de walt disney

No hay comentarios:

Publicar un comentario