sábado, 21 de mayo de 2016

LA TORMENTA

¡Oh...Dios! ¡Que amaine la tormenta!
Que mi barco hace aguas.
La lluvia cae y no cesa.
El mar ruge y se lamenta.
Esas olas de martirio,
que al fondo quieren llevarme,
igual que hicieron contigo,
¡Con clavos quieren clavarme!
Espero misericordia.
Una salvación cumplida.
¡Que no dejes que me pierda,
por los mares de la vida!
Resultado de imagen de fotos de tormentas en el mar

miércoles, 18 de mayo de 2016

EL AGUA

En el agua se disuelven,
tu penar y mi penar.
Vuelven y vuelven al río,
las mareas de la mar.
Resultado de imagen de fotos de rio los saucesHay sauces en la ribera,
que quieren besar el agua.
Hay flores de primavera,
que nacen para besadla.
 Lento el caudal del río,
el alma allana y reposa,
¡Cómo se parece al agua!
¡Cómo se parece al viento!
El alma y el sufrimiento.
¡Todo lo disuelve el agua!
¡Todo se lo lleva el viento!



domingo, 15 de mayo de 2016

UNA LOCURA

Vi cabalgar a la Luna,
sobre un potro desbocado.                            
Sin bridas y sin montura,
iba en busca de su amado.
¡Luna, Luna!
¡Que te das a la locura!
Resultado de imagen de fotos de la lunaVives presa del enfado.
Sin esperanza ninguna,
de ver al Sol atrapado.
¡No, no!
No lo hallarás, Luna loca.
Él, anda en sus correrías.
Con manchas de sus tormentas,
tras de mí todos los días.
Me ama y quiere ver...
¡Cómo escribo poesías!

CARA O CRUZ

La moneda que me diste,
ni tiene cruz ni tiene cara.                                      
Tiene la forma más triste,
que nadie jamás pensara.
 La lanzo al viento y no vuelve,
se pierde en el infinito.
Misterio, duda la envuelve,
 y cuando más la necesito,
 ella se esfuma, se pierde.
¡Ay! Destino, qué me has dado,
me lamento y lloro en vano.
¿Por qué no me fue anunciado,
por quién en  mi mano vio,
 mi sino tan desgraciado?
Fue una mañana lluviosa.
Yo, confiada cosía.
Se me acercó sigilosa,
una mujer que decía:
Déjame tu mano hermosa.

Te leeré tu destino.
Vi en su rostro retratado
la verdad del desatino.
Se puso muy temerosa,
con el gesto contraído
y se marchó sigilosa,
igual que había venido.


se alejó sin advertirme,
con un andar muy gitano,
sin decir qué había visto,
en las rayas de mi mano.
 Ella lo vio todo antes
de que hubiese sucedido,
mi sino sería otro,
si me lo hubiera advertido.





ES LLANTO

Sé de una mariposa
que al ir volando...
¡Estelas de colores
iba dejando!
Un éxtasis danzante
me parecían,
sus volutas doradas
que adormecían.
De flor en flor posada
ella volaba.
De flor en flor mecida,
ella flotaba.
Lágrimas de colores,
de rosa en rosa.
Al parecer reía...
¡Y era otra cosa! 
Resultado de imagen de fotos de bailarinas de ballet

sábado, 14 de mayo de 2016

NIÑOS DE LA POSGUERRA DE PUEBLO

La monotonía era la tónica general día tras día. Estos se sucedían con una lentitud pasmosa.
Resultado de imagen de fotos antiguas de niños
Era costumbre que los niños trabajasen a temprana edad. A partir de los diez años, todos te consideraban mayor. Si no tenías gran interés, sobre todo a las niñas, no se las obligaba a asistir a la escuela. Su aprendizaje empezaba a ser duro en las tareas del hogar: amasar el pan, la limpieza de la casa, lavar la ropa, coser los atuendos de todos, y un suma y sigue sin fin. 

El menú de cada día, casi siempre se componía de un guiso de legumbres. No había segundo plato, y la mayoría de los días tampoco postre. La olla se llenaba del potaje para poder repetir hasta sentir saciado el apetito.

En todos los hogares no se podía suministrar la merienda a los niños. Éstos, se olvidaban del hambre 
jugando en la calle como posesos. Iban de de juego en juego. Había gran variedad de modalidades. Todas ellas agrupaban a los niños del barrio. Era costumbre jugar por separado, igual que se hacían las clases en la escuela, niños con niños..., niñas con niñas. Andaban en grupos, por la calle, juntos pero no revueltos.

Cuando la noche se acercaba, todos desaparecían. Las calles quedaban desiertas, oscuras, con la luz de las estrellas. Si había luna llena, se escuchaba el maullido de los gatos. Parecían lamentos de niños humanos que daban un toque siniestro a la noche de invierno.

Solían tener chimenea la mayoría de las casas del pueblo. Las veladas unían a la familia  junto a los leños del hogar. Se cuidaba mucho lo que se hablaba si había niños de por medio. Ni política, ni sexo.
Aunque a veces, de forma velada según creían ellos, se hacían comentarios alusivos a ello. A los niños, nada se les escapa. Cuando una cosa tiene cierto aíre de misterio, ellos lo captan. Cuando llega el momento oportuno, descifran el enigma.

Por supuesto se hacían deberes. Nada que ver con lo de ahora. Si eras afortunado, y tus padres tenían claro que estudiar era lo que más te convenía, harías carrera. Si ellos pensaban que lo de los libros no era lo más urgente, ¡Carne de cañón!

Algunos han llegado a la vejez con la sensación de no ser persona que se ha realizado totalmente. No se dan cuenta de ello hasta que, ya inactivos, tienen tiempo de adentrarte en si mismos; sienten que hay un puzzle que tiene piezas que no encajan, que le falta tener el decorado perfecto.

Yo los veo corriendo tras las posibilidades que se les presentan, aprovechando al máximo el tiempo que les queda para conformar esas piezas y marchar con su paisaje bien definido.
Quedan muchos de aquellos niños de la posguerra en los pueblos de España. Hoy son jubilados que no han perdido el hábito del trabajo. Siguen arrimando el hombro a la familia cuidando de sus nietos,

¿Qué tenemos que decir de las niñas de la posguerra? ¡Ellas nunca se jubilan! Levantan la olla cada día para que coman todos los de la familia. Esta crisis que estamos viviendo, sería el duelo de nuestra democracia sin ellas y ellos ¡El hambre que tapan las niñas de la posguerra!  Hay grandes talentos desperdiciados entre ellos y ellas. Son los que levantaron el pueblo, emigrando, trayendo gran cantidad de dinero, con honradez, con inteligencia nata,  sin apenas saber escribir. 
 

viernes, 13 de mayo de 2016

LA PACIENCIA

¡Oh! Amado...
Siempre ando distraída
cuando tú quieres hablarme.
En nimiedades, cosas tontas de la vida.
Tú, paciente esperas un resquicio,
un espacio vacío en mi mente,
un descanso del desvarío,
del desquicio,
aprovechas para decir con voz queda,
para desgranar en mi oído 
que me amas,a pesar de mi olvido.
Que te importo,
 que me das el tiempo que necesito,
para que juntos gocemos las bellezas que aguardan,
junto a Dios Padre en el infinito.
Resultado de imagen de fotos de rosas blancas

jueves, 12 de mayo de 2016

LUCES EN LA NOCHE


Deja tus dedos prendidos en los míos.
Vayamos juntos,                                                      
volando ,en sueños etéreos.
Quiero ver contigo
las luces que iluminan la ciudad.
¡Yo sé que te gustaría
Resultado de imagen de FOTOS DE LUCES EN LA NOCHEvislumbrar desde lo alto
 el encanto de la noche,
 los albores del nuevo día,
con tus manos en mis manos,
tus sueños junto a los míos,
y tu mirada en la mía!
Yo te llevaré a lugares,
donde tú nunca has estado,
porque solo los visitan,
los que viven a mi lado.
¡Son tan bellos y tan míos,
que si no entras en mi mente,
tú, jamás podrás vividlos!
Son de sol, de luz,de palmeras,
oasis en el desierto,
esplendor de primaveras,
los culmino cada noche,
para que tú a mí me quieras.

domingo, 8 de mayo de 2016

EN LIBERTAD

En un día ya lejano, un regalo de capricho no llegó a su destino. 

Se celebraba la fería del caballo, Felisa y Crespo, un joven matrimonio, querían comprar uno. Quedaron prendados del más bonito de todos, su dueño le llamaba Mágico. La belleza de su crin y su esbelta figura le hacía destacar de todos los demás. Era de pura raza española.  Corría con trote elegante y majestuoso. Movía su cabeza al son de sus patas y el viento mecía su melena recién cepillada y acicalada. Felisa quedó prendada. Crespo quiso complacer a su mujer, no reparó en prendas y pagó sin regateo lo que el dueño pedía. 

La sorpresa vino después. Cuando quisieron meterlo al contenedor de su transporte, Mágico se alzó sobre sus patas traseras y dando un fuerte relincho, salió disparado y no hubo manera de detenerle. Se marchó como alma que lleva el diablo con dirección a la campiña, en la ribera del río.

En un pueblo cercano, los vecinos celebraban el día de su patrón, San Benito. Era costumbre salir al campo en romería. Llevaban sus cestas con la merienda y sus guitarras para amenizar la tarde. Tendían sus manteles sobre la hierba y, sentados en el suelo, comían y compartían con todos. Cantaban y bailaban, se divertían con sus canciones regionales.

Todos andaban entre risas y alboroto cuando vieron venir de lejos a Mágico. Trotaba en dirección a ellos dejando sus huellas clavadas sobre la margen del río. Trotaba éste majestuoso, como lo hacen los de su clase.
Resultado de imagen de fotos de caballos Iba solo. No llebaba bridas ni montura. Nadie montaba a su grupa. 
Mágico llegó hasta ellos, que, despavoridos, corrían asustados sin saber dónde refugiarse, abandonando sus pertenecias a su suerte. 

Mágico pateó sin miramientos las guitarras y manteles con meriendas suculentas. Después, desapareció en la distancia como si de un fantasma se tratase.
Nunca más volvieron a verle. Decían que vagaba por los montes en completa libertad.

sábado, 7 de mayo de 2016

LA BRISA DUERME

El día está gris.
Resultado de imagen de fotos de orquideasLo nublado anula,
deshace lo hecho por días de sol.
Las olas se vuelven opacas.
Opaca es la vida y la esperanza.                                       
No ríe la brisa, ni salta la espuma,
el viento se enfría...,
¡y yo aterido me venzo a la pena y al frío!
¡No hay sol caliente... Qué me aliente!
No hay luz ni trinos de los ruiseñores,
que canten los sueños...Despierten amores.
¡Oh! Luz Divina, dame amor puro
y deja a mi alma salir de lo oscuro.

jueves, 5 de mayo de 2016

LA RAMA

Soy la humilde rama que el viento mece.
El otoño y el frío invierno han devastado sus hojas.
Sus frutos  han extinguido las tórridas siestas
del estío implacable que arrasa.
Resultado de imagen de fotos de hogueras
mantiene mi estructura asida al tronco,
la fuerza que me dio tu primavera.
Rendida caeré, cuando ya seca,
en la llama de esperanza que da tu hoguera.

MI AMIGO PEPE

Resultado de imagen de fotos antiguasMi compañero Pepe, a pesar de tener mediana estatura, es un  gran hombre.

Tiene edad para andar relajado, disfrutando de su tiempo libre con los amigos, tal como lo hacen la mayoría de los que tienen su misma edad; pero él, anda metido en tareas sin fin.

Sus facciones denotan el paso de los años, pero su complexión atlética, su mirada vivaz y su amplia sonrisa le dan aspecto de hombre de salud y voluntad inquebrantables.
Dispuesto siempre a servir a los demás, va cosechando amigos allá por donde pasa.

¡Gran compañero! ¡Nunca se rinde! "Formidable mi amigo Pepe" 

martes, 3 de mayo de 2016

SABIDURÍA

ENVEJECER CON SABIDURÍA
NO ES ENVEJECER
Resultado de imagen de fotos de búhos
Andaba el búho Caroncio alicaído y cabizbajo. La señora búho se abandonaba a la abulia y a la desidia. Ya no acicalaba sus plumas y ni comer quería. Los años estaban haciendo mella en su ánimo. Ella, siempre radiante de belleza, veía como sus plumas iban desapareciendo una a una. Las garras de sus patas, ya casi no podían sostener las pequeñas piezas que Caroncio suministraba para su sustento.



--¡Vamos, señora búho! –, le decía Caroncio--. No envejecemos cuando se nos caen las plumas, envejecemos cuando nos abandonamos sin lucha. Si no puedes sola apóyate en mí. Sigue siendo la noche estrellada, bella y digna de ser admirada. Acicalemos las cuatro plumas que nos quedan con esmero. Admiremos la mágica luna. Inundan sus rayos los claros del bosque y salen los amantes... Amigos de la oscuridad...

-- ¿Y qué hace la luna? ¡Rompedora de idilios! Si a ellos les gusta la oscuridad. --Decía la señora búho.

--Nada rompe la luna que no esté ya roto, --decía Caroncio--, Los amantes se besan, y cuando se besan, cierran los ojos, y todo se vuelve oscuro. Tienen su mundo. Ni la luna ni el sol penetra en la nube en la que andan inmersos. Eso es el amor, Caroncia. Una nube que envuelve a los afortunados que viajan en ella. La noche y el día son iguales de oscuros para ellos, ya que siempre andan con los ojos cerrados. No ven sus defectos. Mientras dura la pasión, todo es perfecto. Acicala tus plumas que yo cerraré los ojos Caroncia. Para mí, siempre eres igual de bella.

 Sí, era tierno Caroncio. Nadie lo diría. Un búho que andaba tras presas pequeñas; porque con las grandes..., ni se atrevía. El amor no sabe de edad. Sabe de sentimientos vivos cultivados con esmero en las almas. La belleza se transmite a través de la sonrisa cuando el interior se conserva con frescura y alegría.  

SIN CONSUELO

Que no me consuele nadie,
que quiero seguir llorando.
¡Mis lágrimas son de azúcar!
Para lo que estoy penando.
Son azules como el mar,
aunque no lo son saladas,
porque me gustan dulces,
y con amor señaladas.
Resultado de imagen de fotos de flores
Yo amargas no las quiero,
 en la amargura no existe,
aquel amor tan sincero,
que tú en mi vida pusiste.
Sí, mis lágrimas son dulces,
como el color de tus ojos,
que se volvían oscuros,
si miraban con enojos.
¡Qué no me consuele nadie!
Yo quiero seguir llorando,
mis lágrimas lleva el aíre,
donde me estás esperando.
Ni son de tormento airado,
ni encumbran la sin razón.
Mi esperar es reposado,
y tiemplan mi corazón,
para la unión con mi amado.

lunes, 2 de mayo de 2016

LA ROSALEDA

Resultado de imagen de fotos de rosaledasDe la rosaleda no me eches
 que de la rosaleda no me voy.
He traído mi guitarra
para dar música de fondo.
Soy un bohemio que duerme,
en parques  que no cultiva.
Yo vacío mi mochila,
 que a veces me pesa,
en la mirada del transeúnte
que pasa y mira.
Se lleva mis desaciertos
pegados a su retina.
Se va con él mi desidia
cuando me ve derrumbado
con la guitarra en el suelo
y a mí rendido en un banco.
Se lamenta y se entristece
por  lo inútil de mi vida.
Entonces es cuando duermo
y me siento más tranquilo.
Porque así se realiza
la misión que he traído.
Se afanará en sus deberes,
para no seguir mi ejemplo.
Nunca dejará en el suelo,
su guitarra y su mochila.
Al hijo que tiene en casa,
cuando quiera reprenderle,
le dirá sin detenerse:
Mira tú lo que le pasa
a quién ni estudia ni obedece.
Yo aspiré los perfumes
que exhala la rosaleda.
Es lo que más me gusta,
al llegar la primavera.