lunes, 24 de agosto de 2015

LOS SUEÑOS DE CLETINO

El pato Cletino, después de haber cruzado el puente con una pata sola, se propuso volar a otro continente. ¡Los retos, son los que mantienen los ánimos al alza y la salud física y mental! Se decía aún sabiendo que los de su especie nunca, ni se lo habían propuesto.
--¡Déjate de tonterías Cletino! --Le decía su madre, que era muy objetiva y siempre trataba de cuidar bien de su prole.
A pesar de ello, Cletino, seguía entrenando a diario con la ilusión de hacer sus alas fuertes y tan extensas como las de un albatros. Por las mañanas, nada más amanecer, se lanzaba desde el puente sin cesar una y otra vez. Se oían los improperios de mamá pata:
--¡Cletino¡¡¡ ¡No seas gaznápiro y vete a comer caracoles! Mira a tus hermanos. Ellos crecerán como es debido, y tú, nunca serás un pato hermoso al que todos los humanos desearían comer a la naranja.
Cletino, decía para sí:  --¡Mi madre es una pata de cortas miras! Yo, seré un pato diferente porque así me lo he propuesto.
 Siempre estaba entrenando. Andaba por los altos. Desde arriba, agudizaba la vista para buscar los caracoles. Cuando los veía, se lanzaba en picado, los atrapaba al vuelo.Era un espectáculo continuo. Ya se estaban acostumbrando a las acrobacias de Cletino y a la juerga diaria.
Sucedió que..., un día, Cletino subió más de lo acostumbrado. Se introdujo en una bolsa de aíre templado y, todo su ser se vio envuelto en una maravillosa sensación jamás vivida. Era transportado por el espacio sin esfuerzo y sin movimiento alguno. Las maravillas jamás soñadas estaban ahí, delante de sus deslumbrados ojos. El azul del cielo, el azul del mar, se confundían entre nubes de blanca espuma. Los montes, los valles, los ríos, todo lo creado abajo, él, lo veía desde arriba de un modo espectacular.
Se unió a una bandada de patos viajeros y volvió a los cinco años para enamorarse y procrear...Como Dios manda.
 Resultado de imagen de fotos de patos

No hay comentarios:

Publicar un comentario