viernes, 26 de diciembre de 2014

EL MILAGRO DE CADA DÍA

Benito y Alicia eran hermanos gemelos. No se parecían en nada, pues, el niño era rubio y la niña morena. 
Un día jugando encontraron un gusanito. Estaba en unos matojos secos. Éste, con hebritas de seda, hacía una casita para meterse dentro. Cogieron amapolas del trigal para hacerle un lecho blandito, y se lo llevaron a casa. Lo pusieron en el establo en un rincón.
 El abuelo,  cuidaba de "Torda" una mula que él tenía en gran estima. Habían pasado muchos años uno junto a otro en perfecta compenetración y ayudándose mutuamente en su trabajo del campo. Cuando el abuelo la llamaba, Torda, siempre acudía a su lado sumisa. Le acoplaba el arado y labraban los bancales para sembrar el trigo.



Benito estaba interesado en buscar en el palomar los pichones. Le encantaba el canto de las palomas cuando lanzaban al viento su "currucucu". Los dos gemelos pasaban largas temporadas con sus abuelos. En estos días se encontraban con ellos por recomendación del médico. Tenían la tos ferina. Todas las enfermedades las pasaban juntos. 
El abuelo les veía interesados en cuidar del gusanillo y les dejaba pasar horas mirando como tejía su guarida donde en pocos días quedó oculto. Benito, el hermano gemelo de Alicia, pronto se olvidó de Germano, nombre que le habían puesto al gusano. Alicia en cambio, todos los días iba a mirar por si salía de su encierro.

Una mañana, Alicia, dando gritos de alegría llamaba a su abuelo:
--¡Abuelo! ¡Abuelo! Mira, el gusano se ha vuelto una mariposa. ¡Qué milagro! Nació gusano, y se ha vuelto mariposa de lindos colores. Tómala abuelo, para ti. 

--Déjala volar. Tiene que cumplir su misión; dejará su semilla para que pueda seguir ocurriendo la transformación. Nacerán gusanos, para convertirse en bellas mariposas...
¡Es un milagro que ocurre cada día! Se llama metamorfosis.

--¿Puedo yo hacer metamorfosis, abuelo?

--¡Todos podemos! A lo largo de nuestra vida hacemos la metamorfosis si nos superamos y corregimos nuestros defectos de conducta. Podemos convertirnos de gusanos a bellas mariposas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario