viernes, 7 de abril de 2017

MI VIDA EN UN LAZO

Laurita era una niña dulce,
La que siempre sonreía.
Tenía gatito y perro,
A los dos mucho quería.
Los arropaba en su regazo
Si ambos tenían frío
Les daba ricos helados
Cuando llegaba el estío.
Por tenerle mucha envidia
La bruja la vigilaba.
Una serpiente muy mala
Para ella preparaba.
Y, se la puso delante
Para que la atacara
Cuando Laurita la vio
Le gustó mucho su cara.
Le dio tiernecitos besos
Y una canción le cantara.
La serpiente emocionada
Al sentir su tierno abrazo
Dejó de ser venenosa
Y se convirtió en un lazo.
Emocionada, Laurita
Recogió el lazo del suelo
Y viéndolo tan bonito
Se lo colocó en el pelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario