miércoles, 5 de febrero de 2014

ERASE UNA VEZ.....

Érase una vez una (O) que se sentía la más feliz del mundo. Se deslizaba éntre sílabas construyendo bellas palabras que la enardecían y llenaban de un éxtasis celestial.

   Quiso hácer sociedad con la (I) y con la (E) Éstas le dijeron:
-¡Nosotras no tenemos imaginación, solas no podemos decir nada!
-¡Todas unidas podremos! -les decía la (O) empeñada en conseguir su propósito.
- La (I), haciendo gala de compañerismo, les dijo:
-¿Qué hacemos con la (U) y con la (A), no les vamos a decir nada?
-Seremos cinco cómo siempre. Tenemos que reclutar a las consonantes, junto con los signos de puntuación haremos maravillas.

-¿Y qué vamos a decir?, -preguntaba la (I)  asustada.
-Todas juntas diremos lo que se nos ocurra, que pára eso estamos, aclaró la (U), que parecía un poco enfadada. Cogió con decisión la batuta y se puso a dirigirlas a todas:
-¡Tú, ponte aquí!, ¡Tú, ponte allá! Con mano diestra y experiencia de siglos, fue combinando, vocales consonantes y signos de puntuación, quedando prendada del resultado: 
    
 -¿Qué tengo yo que mi amistad procuras?
     ¿Qué interés se te sigue, Jesús mío,
      que a mi puerta cubierto de rocío,
      pasas las noches del invierno oscuras?
   
    -¡Oh, cuánto fueron mis entrañas duras,
     pues no te abrí! ¿Qué extraño desvarío,
     si de mi ingratitud el hielo frío 
      secó las llagas de tus plantas puras?

     -¡Cuantas veces el ángel me decía:
     "Alma, asómate ahóra a la ventana,
      verás con cuánto amor porfía"

      -¡Y cuantas, hermosura soberana:
       "Mañana te abriremos respondía"
       ¡Pára lo mismo responder mañana!

- ¡Pero, bueno!... ¡Si eso es de Lope de Vega! Eso ya estaba escrito,
-protestaron al unísono. 
-¿Tengo yo la culpa de que eso ande suelto por ahí, y se me haya copiado? -Se disculpaba la (U). 
-¡Ya no dirijo más, ahóra que dirija quien quiera!    

   

No hay comentarios:

Publicar un comentario