lunes, 7 de marzo de 2016

POLVO DE CARACOLAS

¡Ay! Dunas de arena blanca,
de polvo de caracolas,
sacada del mar profundo, 
por las fuerza de las olas.
Pisar con mis pies descalzos.
dejar sobre ti mis huellas, 
verter pisando...Pisando,
mis soledades en ellas.
¡El viento, que no las borre!
Eternas quisiera verlas,
rebosando de suspiros,
que fui depositando en ellas.


1 comentario:

  1. Me imaginé esas caracolas en polvo y convertidas en arena de playa. Hundir mis pies en ella y dejar mi rastro en ellas.
    ¡Me encantó el poema! y tu inspiración.
    Un fortísimo abrazo mi querida Encarna.

    ResponderEliminar