jueves, 25 de diciembre de 2014

AL ALZA

Sonaba la melodía.
El ruiseñor cantaba.
Y en su canto decía,
 Yo estoy aquí,
Con mi amor al alza.
Así como el árbol hunde,
Sus raíces en la tierra,
En mi corazón,
 La esperanza penetra.
El amor no tiene límites;
Se expande y se diluye,
En los corazones...,
  Dispuestos a recibirlo.
Todo buen sentimiento,
 Viene de Dios.
Estemos dispuestos, 
A recibirlo y dispersarlo,
 Por todos los continentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario